jueves, 31 de diciembre de 2015

BESOS RETRATADOS.- (MICRORRELATO)




Iba caminando solita por la calle y tenía una corazonada…Corre, corre, corre…Ven que te estoy esperando al lado de la pensión…Yo presentía que querías venir a verme pero estás un poco deprimido por toda la situación…Cuéntame tus penas corazón mío…Dime qué te pasa mi amor, mira que las penas compartidas pesan menos y son más llevaderas…Sabes que lo estoy pasando fatal porque no vienes…puede ser que no puedas…o quizás no quieras…Ven pronto, rápido, que necesito otro beso apasionado de tu boca…Dámelos todos mi amor, que tengo la boca seca y apenas me sale la voz…Son los suspiros que se estremecen de tanto como los deseo y me están martilleando las sienes desde aquél primer beso…Sé que estás tristes por estas fechas tan señaladas, es normal…Se añoran a los padres y a los hermanos…quizás un abuelo bueno que se llevó Dios al cielo…Son los recuerdos que permanecen dormidos y cuando llega Noche Buena se presentan reclamando un plato en la mesa…Demasiadas ausencias compartidas entre sillas vacías…sin el cabeza de familia bendiciendo la cena…Te comprendo, a mí me pasa lo mismo, pero si yo viviera contigo no echaría en falta nada, mi vida estaría llena y casi completa…Pero parece que no puede ser…Dímelo amor, cuéntame tus penas como lo hago yo, para que así podamos llorar los dos…Tengo tres retos, sí señor, tres retos…El primero lo llevo metido en la sangre, recorriéndome todo el cuerpo por las venas de mis sentimientos, herencia de mis padres, y por respeto hacia ellos, lo acepto, me lo trago y sigo adelante…El segundo reto lo tengo clavado en el corazón abierto, grabado a fuego lento con los besos del pecado, la lujuria y los locos pensamientos…Y el tercer reto, ¡madre mía el tercero…! El tercero es el que enamoró mi alma entera, desnudó mis letras y me arrebató hasta los más íntimos secretos con palabras de pasión y deseo…Y porque lo quiero para mis adentros…¡Vaya que sí! Pues resulta que me he enamorado como una perra de un hombre que me tiene toda la sesera loca, loquita, toda…No paro de pensar en él desde la primera vez que lo vi aparecer ante mí y en la manera de mirarme…Esa manera tan suspicaz que tuvo al posar sus azulencos ojos sobre mí, fue lo que desató todas las hormonas de mi interior disparándolas a mi alrededor…y hasta ahora…que cada vez que lo recuerdo me palpitan los latidos de todos mis sentidos y se avivan los rescoldos de aquél furtivo encuentro…y me chispean dentro de mi cuerpo…No fue una ojeada panorámica sin ton ni son, no, fue una mirada absorbente, como una radiografía de mis pensamientos…o…al menos así lo sentí yo y me quedé prendada de su sonrisa picarona…Parecía un niño haciendo travesuras y lo hubieran pillado in fraganti…Me cautivó, me hechizó, me embrujó…Y es tanto como lo llevo en mi corazón, que ya no sé si escaparme con él o pararme a pensar en mi bienestar. El caso es que me encuentro en un mar de dudas tan grande, que desde entonces no soy dueña de mis palabras ni de mis sentimientos. Se me llena la mente de escenas atrevidas y escandalosas, hasta tengo deseos muy primitivos…Casi temo cerrar los ojos por lo impúdicos que son, y el caso es que no me avergüenzo de ellos, es más, se lo he comentado y me he quedado tan fresca…Debe ser que me he convertido en una descarada porque esto es inaudito para mí…la verdad es que me desconozco. Pensaba que era modosita y puritana…Puede ser que en el fondo haya sido siempre así de macarra o como quiera llamarse la cosa esa, y estaba dormida y éste hombre me la ha despertado con la mirada tan profunda que me echó, pues no le encuentro otra explicación…Y además eso de que lo atracara a besos en la primera cita es lo más raro del mundo…y con unas ganas… parecía que estaba hipnotizada…Sí, sí, eso debió ser porque jamás en mi vida se me hubiera ocurrido, ¡para nada! Vamos, que me acerqué a su boca y le rocé los labios, más o menos un piquito, y luego lo repetí, pero al momento le eché la zarpa a la cabeza como si fuera una gata en celo, ¡por Dios! Arrimé su boca a la mía y no me veas el pedazo beso que le di, y él se dejó de una manera tan sutil…hasta me acarició la cintura con la palma de la mano…Parecía de terciopelo, ¡madre mía...! ¡qué suavidad más guapa! Se me pusieron los pelos de punta…¡Ay Dios mío, lo que me gustó a mí aquellos besos...! Estaban llenitos de deseos…muy llenos…rebosantes…Ya no los puedo olvidar, los tengo grabados en el alma…y se me escapan en palabras ardientes de pasión…Tengo las carnes desorbitadas y no sé qué debo hacer, sólo sé que no te puedo olvidar y que te pienso a todas horas, eso es lo único que sé…Estás metido dentro de mis pensamientos haciendo malabarismo…Me parece a mí que no fue buena idea el haberte conocido y besado, pues mis labios arden de pasión…Deben ser cosas de esos duendecillos traviesos que siempre la están liando…Quiero estar contigo de nuevo, verte, abrazarte, que me mires a los ojos como aquella vez, ¿te acuerdas? No parabas de sonreírme, sentí que eras el hombre más feliz del mundo…Y mis labios ardiendo por tu boca…Parece un hechizo…me gustas mucho, niño…Me atraes de una manera muy pecaminosa, esto no puede ser bueno, ¿verdad? Eres mi perdición, ¿te enteras? Había una pequeña pensión cerquita, con las paredes blanquitas, donde te dije adiós mi vida, y me fui caminando tres pasos…Y antes de darme cuenta, me giré y me colgué a tu cuello y se llenaron las paredes de besos encarnados…Y ahora cada vez que paso por el lado, me persiguen aquellos besos que quedaron en sus paredes retratados…


jueves, 24 de diciembre de 2015

VIDAS CRUZADAS.- (MICRORRELATO)



Cada vez que pienso en ti se me destapan los sentidos enarbolados a tus besos de pasión…Y sueño que me rescatas y me llevas lejos, me acunas en tus brazos y me llenas de besos…me hablas bonito y me miras con deseo, y yo que estoy loquita por tus huesos me amarro a tu cuello y ya no te suelto…y nos dejamos mecer por la llamada del querer…y a media noche me despierto sola y ya no te veo...Y cierro mis ojos y sigo soñando que tu cuerpo y el mío se están enredando entre pasiones ocultas y de contrabando…y amanezco con el cuerpo llenito de suspiros de tanto como te he amado…y tú mientras tanto ni sueñas bonito, ni duermes en mis brazos…y ni me has amado...sólo fuiste un beso prohibido en un momento de arrebato…Es tanto lo que te pienso que se me llenan las manos de deseo y las teclas tiemblan de furor, haciéndome mil preguntas como si tuvieran voz…Eran dos tablas cruzadas que yo sentía en mis espaldas como si fuera una carga y tú llegaste como un ángel salvador y ahora me dejas y te vas…Me quedo de nuevo a la deriva del viento, a la merced de las olas del mar que mecen mi alma en un vaivén emocional viviendo en una constante incertidumbre…Sé que volveré a caer en sus brazos que me arrastran a los arrabales de la pendiente…porque me atrae y me remueve…Me atrapa y me envuelve en una morbosa e insana desfachatez que ganitas me dan de tirarme al barro otra vez…con él…Es un embrujo, un hechizo, es la vida mala que me amarra y me ata a ser una arrastrada…la más desdichadas de todas las mujeres buenas y sanas, la peor y más miserable…la más débil…Una mujer que le gusta y embelesa las citas secretas que se entremezcla bajo sábanas…No me dejes mi amor, vuelve a mí enseguida que quiero sentir en mis labios aquél beso que me distes de bienvenida…Y necesito sentir la calidez de tu mirada azul en mi boca que arrebolaron mi rostro de color carmesí, como cuando era una jovencita en época estudiantil, y los chicos me seguían y piropeaban con lindas palabras de dulzor…Y ahora me doy cuenta de lo poco que me quería viendo pasar los días y no hay más que dos saludos de buenas noches y buenos días…Y por eso les cuento…Estaba saliendo de una aventura estrafalaria y maravillosa a la vez, donde un hombre y una mujer se amaron con la desnudez de todos los humanos…Eran irresistibles y pecaminosos, estaban cautivados por los cinco sentidos, prisioneros de sus propias debilidades, a las cuales daban rienda suelta en cualquier sitio del planeta…Ya no se conformaban con cualquier cita secreta, sino que querían ir cada vez más lejos, aún a sabiendas de quedar plasmadas en el aire todas sus miserias…Estaban poseídos por una fuerza que los atrapaban y los subyugaban a un abismo infernal, donde su propio egoísmo los esclavizaban a estar encerrado en una encrucijada sin entrada ni salida, tan sólo estar atados de por vida el uno al otro sin remisión…Se querían, se deseaban y se necesitaban…Eran dos almas gemelas llenas de flaquezas, hasta que una de ellas cayó en el error de traspasar los límites de la curiosidad…Lo vi desde lejos y me siguió hasta un callejón sin salida…oscuro…no había nadie…y me escondí sabiendo que seguía tras de mí…lo reté ofreciendo cada retazo de mi piel y se lanzó sobre mi cuerpo como un lobo hambriento, y a mí que esas hambrunas me vuelven loca me dejé comer desde los pies hasta el cielo de mi boca…echada sobre la pared…y él de rodilla no paraba de saciar su hambre y mi sed…Y después lo miré a los ojos con una sonrisa de hiena que me delataba como la peor de las brujas malvadas y mala, mala…y le suspiré la garganta con palabras prohibidas, enroscándome alrededor de su cuello con mis besos de fuego, arrasándole la espalda y el pecho hasta quedar enganchada alrededor de sus piernas como una serpiente enredada entre matas…y se rindió a fuego lento…con la esencia de mi veneno…Y dándome la vuelta…Ahí te quedas que yo a ti ya no te quiero y te tengo cuando me da la gana…y me lo pide el cuerpo…Y lo dejé con los labios llenitos de deseo…Era la muerte o yo, y aunque era un muerte anunciada, para mí, amores apasionados y llenos de vida que me enamoran y me supeditan…Es una aventura más la que escribo con todas las letras conseguida de los pasos de cualquier vida…ajena…o mía…Vidas cruzadas…Y ahora lo he conocido cuando más falta me hacía y por eso estoy tan vacía…Dime, mi amor, ¿tú sientes lo mismo que yo, o estoy soñando y aquello sólo fue un momento de rubor encrespado en la agonía de mi pretensión? Porque yo estoy loca por ti, loca de amor, ardo en deseos de ti y tú no apareces ni de noche ni de día, tan sólo eres una quimera entre rejas, una ilusión de mi corazón…Un amor prohibido y lleno de pecados que ni me quieres ni me dejas de querer…Quizás estás esperando que de el primer paso y yo no encuentro la salida a éste encierro acomodado…Llámame por teléfono mi amor, dime que me quieres y cántame otra canción…Pinta en mi cara otra tímida sonrisa color carmesí, que quiero copiar y pegar en tu boca aquella risa contenida bailoteando en nuestra primera cita de amor, donde una mañana tú y yo nos quedamos con ganas de enroscarnos bajo sábanas entre secretos de pasión…

lunes, 21 de diciembre de 2015

IRONÍAS DE LA VIDA.- (MICRORRELATO)




Estaba caminando sin rumbo fijo, pensativa, analizando los hechos de la noche anterior donde en un arrebato de pasión me dejé llevar por los impulsos de mi alocado corazón…Yo creía que era sincero, pensaba que se había enamorado de mí, pobre infeliz…Son las ironías de la vida las que nos hace renacer de nuevo, saliendo a flote como el Ave Fénix, que siempre resurge de sus cenizas despertando a la realidad, de la cual huyo como si viviera en una nube permanente…O quizás sea que aún no me he dado cuenta de que aquí, en éste suelo que pisan mis pies, es un lugar donde hay toda clase de gente, sobre todo alimañas que se alimenta de las debilidades humanas…Y yo aún no he abierto los ojos para darme cuenta de la cruel realidad…No, no quiero abrirlo, porque si los abro desaparecerás de mi vida…y de mis sueños…y quiero seguir soñando…Triste y sola, en una mañana fría y gris de diciembre te encontré en mis andares, donde te cruzaste y me miraste, y sin pensarlo dos veces, me giré guiada por una curiosidad morbosa…Quería averiguar quién era ese joven tan escultural que me había desnudado con la mirada, cuando de repente me lo encontré de frente, parado y mirándome detenidamente, y sin poderlo remediar le sonreí…Me sonrió y me ofreció la mano para apartarme de la carretera, pues un coche pasó casi rozándome…Me sorprendí hablando con él de esto y lo otro, y a lo tonto y sin buscarlo, me encuentro chateando con él como si lo conociera de toda la vida, y una cosa llevó a la otra y a bocajarro me dijo que desde que me vio pasar, le gusté tanto que se enamoró…Me quedé patidifusa, alucinando en colores, haciéndome mil preguntas…¿Así se liga ahora? Reconozco que me estaba deleitando con sus atrevidas palabras…Al momento me dijo que las mujeres mayores le volvían loco y que su cuerpo se alborotó cuando me paró…Me lo dijo con otras palabras que ni me atrevo a escribir por lo prosaica…no vulgar, pero que no me gustaría repetir por la cursilería de la pluma viperina, la cual sólo se desata cuando se lo ordena mi lengua…Me estaba haciendo una proposición indecente y ni corta ni perezosa se lo manifesté, y con la seguridad de un águila cuando ve a su presa, se lanzó en picado sobre mis letras como si yo fuera una palomita toda tierna y bella…y con ganas…Me lo zampé al momento…Lo siento niño, pero no me interesa…Y como si estuviera sordo perdido me dijo que a él tampoco, porque los dos teníamos algo que guardar y tan sólo que podríamos pasar un buen rato…Se me abrieron los ojos como platos…Éste se creía que iba a caer rendida a sus pies. No tenía ni idea de con quien se la estaba jugando, pues aparte de curiosa, me encanta jugar con las letras…¿Sexo puro y duro por el simple hecho de darle gusto a la traca y al pirulí pirulero? Si, ¿por qué no? No tenemos nada que perder y es un placer, la verdad es que estás muy buena, me pones un montón…Perdona nene, pero me aburren los hombres más jóvenes que yo…Bueno, que ya sé que me doblas la edad, pero es que me atraes mucho, ¿cómo lo ves? Te advierto que soy muy cabezón y no me rindo fácilmente, ¿qué dices? ¿Nos vemos mañana? No daba crédito a lo que me estaba ocurriendo, pero la que no se iba a quedar calladita como una sumisa y tontina mujer era yo. Éste quería caña y la iba a tener…La verdad es que soy muy selectiva y elijo el momento, el cuándo y el cómo y con quién quiero en el camino, y tengo que sentirme muy enamorada y atraída por algo especial…Bueno, dime dónde vas mañana y nos vemos, charlamos y a lo mejor te gusto un poco y, ¿quién sabe? Las mañanas son mías y no las quiero compartir con nadie, me encanta disfrutar de mi soledad, lo siento chico…Le dije con la tranquilidad que me caracteriza en los momentos cruciales de mi vida, pues me estaba retando y mira por donde me encantan los retos…Venga, ¿a qué hora nos vemos? Seguía insistiendo como el que no quiere la cosa…Me quedé titubeando…¡Oye! ¡Hola! ¿Estás ahí? No quería que me pillara dubitativa…Si, sí, es que estaba escuchando la letra de una canción tan bonita que no me la quería perder por nada del mundo…¿Por dónde íbamos? ¡Ah sí! Creo que te has confundido conmigo tío, pensarás que estoy muy necesitada, y creerás que puedo prestar mi cuerpo por gusto con el primer joven que me tropiece en el camino, tan sólo porque me ves mayor de edad, ¿no? Te habrás hecho a la idea de una mujer abandonada por su pareja, o marido…quizás un amante lujurioso que la tiene de recreo como si fuera un yate de lujo…y tan sólo porque me ves hermosa, guapa, atractiva y bien compuesta, andando por la vida como si fuera una diva o una perdida y ansiosa señora con el cuerpo desperdiciado…Pero, ¿tú de qué vas? Lo estaba poniendo a caldo…No, no…si yo no pienso nada, sólo trataba de que nos conociéramos y si queremos los dos en mutuo acuerdo pues…No lo dejé terminar la frase…¡Menudo paleto con todos mis respetos! Pensé para mis adentros, pues no me gusta herir a las personas con palabras malsonantes, pero no soporto la mediocridad…Lo atenacé. Tampoco es que me importe tu opinión, es tu problema…Veras… yo…Te has equivocado tío de pe a pa, que yo soy una mujer libre y ardiente…Lo dejé caos…Sin ataduras y me voy con quien me enamora con frases sencillas y auténticas…Me encantas, me encantas…Seguía insistiendo…Lo estaba seduciendo con mis palabras de mujer atrevida y apasionada…Eso me gusta más…Era tenaz y perseverante, pero yo jugaba con la ventaja de las vivencias vividas tras mis espaldas, y por experiencias tristes y desencantadas...Son las ironías de la vida que enaltecen y embargan…Sólo me entrego enamorada a quién acaricia mi alma con la sutileza de la mirada…Me gustan los hombres de mi edad, con las sienes plateadas, el cuerpo libre y relajado, y la manos llenas de hierba buena…No me importa que sea algo patizambo, ni que tenga barriguita, ni los pies cansados…Lo único que quiero es que bese mis labios con la llamarada encendida de los deseos…y la pasión permanente de los enamorados...

sábado, 19 de diciembre de 2015

LLUVIA DE BESOS.- (MICRORRELATO) segunda parte




Y ahora resulta que conozco a un hombre y me he enamorado, y ya no puedo echar marcha atrás…No sé qué hacer, ya no sé vivir sin ti, no sé más que pensar en ti…y me he enamorado como una adolescente…¿Cómo es posible enamorarse en la distancia de la edad y con los mismos sentimientos del lejano ayer? Y me hago de cruces preguntándome, ¿qué será lo que esconde ese hombre en su mirar que me llena la boca de ansiedad? ¿Qué tendrá su sonrisa loca que la quiero pintada en mi boca? ¿Qué tendrá su cuerpo escondido que lo quiero para mi abrigo? Llegó en el momento que más falta me hacía, me lo ha puesto Dios en el camino y pienso irme con él donde nos lleve el destino…¡Ay Señor! Me he enamorado, fíjate qué cosas me ocurren y a mi edad, además de una manera arrebatadora, como si tuviera quince años Apenas puedo creer lo que me está sucediendo, pero es lo más hermoso del mundo porque siento mariposas revolotear en mi pecho, las mismas que aleteaban cuando a los quinces años me sacó a bailar el chico que me gustaba, aquella canción de Adamo…Y con mis manos en tu cintura…el corazón me daba unos saltos…toda yo era una pluma temblando entre sus brazos que me acercaba a su cuerpo cada vez más…hasta podía oír su respiración en mi pelo susurrar palabras mecidas por un vaivén emocional, porque sus manos eran como dos amapolas rojas carmesí…Yo pensaba que esas sensaciones desaparecerían con los años, pero no, se ve que no he crecido, o que me he vuelto a enamorar con la misma intensidad, porque desde el primer momento que lo vi aparecer me dio un respingo el corazón…un sobresalto, un galopar de caballos trotando y trotando…Me enamoraste desde aquel mensaje tan lleno de generosidad y luego me quedé prendida de ti nada más que verte aparecer…Hay algo especial en su caminar que me enamora a rabiar…quizás ese toque infantil de mil travesuras, que en mi cuerpo vertidas, sería como gotas de mayo o lluvia de abril…o es su presencia que me aloca las neuronas y la boca me arde toda, toda…y es que tiene un gesto tan irónico en la mirada que me llena la sonrisa de picardías y la sangre me la altera de tanto como lo deseo…sepa Dios lo que tendrá escondido entre pecho y espalda, que me ha arrancado de mi carne todos mis secretos…y me ha cautivado el alma… Parecía cosas de brujería y me estaba volviendo loca…Soy tan frágil, tan ilusa e infantil, ¿por qué no abro los ojos de una vez y me doy cuenta de la realidad en la cual vivo, y dejarme de pasión y olvidarme de él? Algo resurgió en mi interior que me dejé llevar por mis impulsos sin mirar atrás, y sin pensar que a ti te pudiera gustar, y ahora que te conozco algo más, me encantaría vivir a tu lado hasta que el Dios de mi credo nos quiera separar, aunque yo sé que a ti te gusta las cosas claras y transparentes…Desde que te besé, ya no pienso más que en ti, perdóname, pero tengo que decirte todo esto porque me ahoga y me explota la mente, y yo lo único que sé es que te necesito y quiero estar contigo y no puedo…No puedo porque tú vives lejos, tu empresa lejos, tu casa lejos… Y tengo los sentimientos alborotados de tanto como te deseo, mis emociones a la deriva perdiéndose en un laberinto de pasiones prohibidas, desde que me llenaste la boca del aroma de tu aliento, y ahora están flotando en el cielo y el aire se los está llevando lejos de mis pensamientos, me lo está robando de mis recuerdos y yo quiero tenerlos en mi boca de nuevo…Tenía que poner las cartas sobre el mantel y llamar a cada cosa con su nombre…Me amas de lejos y en la distancia y yo te quiero de cerca y al momento…dime mi amor, ¿cómo me amas? Porque si es de lejos, lo siento pero yo así no te quiero… mejor lo dejamos…esto es un imposible…vamos a olvidarnos y que el destino decida, mientras tanto cada uno por su lado…pues no soy mujer de videos llamadas, ni nada por el estilo, que yo soy de cachete con cachete, pechito con pechito y ombligo con ombligo…Y por eso estoy llorando en éste momento porque dice que le he roto el corazón y yo muero por su dolor…Nada ocurre porque sí, la vida está encadenada por eslabones que nos atrapan y enredan entre laberintos emocionales y en desequilibrio...pero digo yo que algo claro puede salir de nuestras palabras cruzadas...Estoy enamorada de ti y aún no me lo puedo explicar, vivo en un mar de dudas desde que te conocí…Sólo sé que te amo y no quisiera perderte, pero comprendo la situación, por eso voy a dejar mi vida en manos de Dios…No soy dueña de mis emociones que están en un vaivén de marejadas sin fin...Eres lo mejor que me ha pasado en muchos años de malas experiencias vividas por la entrega de mis debilidades, y hasta ahora no me he dado cuenta de la realidad, y he podido diferenciar la grandeza que hay en el interior de las personas, y tú amor mío, eres superior a todas…Sólo te quiero a ti, eres el hombre de mi vida, mis besos para ti, mi boca para ti y mi cuerpo para ti...te deseo más que a nada en el mundo y cada momento en mis pensamientos…No entiendo cómo te has metido en mi vida sin buscarte, no le encuentro explicación…Todas las horas, todos los minutos del día en mi pecho, como si me hubieras hechizado…debe ser obra de esos duendecillos traviesos, porque no comprendo que estés continuamente en mí…Tengo retratado en mis pensamientos cada pedacito de tus gestos con las palabras que danzan en la hoguera de los suspiros, son como soplos de aire revoloteando en pompas jabonosas llenitas de tus besos…Y necesito sentir de nuevo tus caricias de terciopelo posado en mis labios como las mariposas en los pétalos en flor…Dame un suave roce de amor para que mis letras no se mueran, que necesitan despegar el vuelo con la poesía de los versos enamorados de tus besos…Besos ardientes en mis labios secos, congelados de tanto olvido, fríos desnudos y desesperados por otro beso llenito de pecados, susurrando frases desde el eco de mi alma…Vuelan las palabras hacia tu encuentro que hay un flechazo de amor entre tu boca y la mía danzando al ritmo del fuego…Atrápalos amor mío no vaya a ser que se pierdan en el laberinto de huracanes y remolinos, y no encuentren el camino donde una vez nos unió el destino…Que no quiero que se los lleve el viento y los deje en la red de los pensamientos, tráemelos de nuevo a mi lado para que apaguen éste fuego que me está matando y necesito el aire de su recuerdo…se me rompen los suspiros de tanto como lo deseo, y me palpitan hasta las palabras antes de plasmarlas… Parecen como si tuvieran vida propia porque quieren correr hacia su lado y decirle al oído…Ven pronto que me estoy muriendo de pena, que tengo las carnes descarnadas de tanto como te deseo…Dame una lluvia de besos amor mío que necesito regar mi cuerpo para apagarlos con ellos…Y por eso me duelen hasta los pensamientos de verte en ellos retratados y no tenerte a mi lado para abrazarte, que tengo tus besos prendidos en mi boca, grabados a fuego lento alrededor de mi cuello y embelesados con tu aliento…¡Oye, niño! te amo, ¿me estás escuchando? Y me dice con el pensamiento que se muere por mis besos…Y siento como la sonrisa bailotea de nuevo en mis labios y los ojos me chispean de ilusión, porque lo veo en mis sueños y vamos caminando de la mano y me lleva a su casa, me la enseña y luego me arrastra a la cama y me abraza entre sábanas y me dice que lo tengo loquito, loquito…y que siente mucho morbo mirando mi boca…y en su pecho unas sensaciones que tenía olvidadas desde hacía muchos años, y que desde que me ha conocido ha vuelto a renacer de nuevo… Que tiene ganas de estrecharme en sus brazos y hacerme vibrar de emoción, y que me hará vivir una noche loca de pasión en la sierra con un cielo lleno de estrellas…Y pasear juntos de la mano por la orilla del mar con los pies desnudos por el agua, y luego y dormiremos bajo la luz de la luna mientras me besa…Y esto último me ha llegado al alma, sobre todo, cuando me ha dicho que me quiere y me ama, que se ha enamorado perdidamente como un niño de mí…Y yo estoy enamorada de sus cosas, de su risa, de su boca y de la gracia que tiene cuando me mira, porque me mira con picardía…Y cierro mis ojos para imaginar que estoy contigo, enroscados como mujer y marido, como amante…el mejor de los amantes que mi cuerpo haya conocido, acariciando mi rostro con la mirada entregada y aterciopelándome el pecho con los besos del alma…ya no puedo vivir sin tu recuerdo mi amor y temo enloquecer de tanto como te deseo, y por eso estoy derrochando ésta lluvia de besos, donde antes mil lágrimas derramé sobre papel y una ventolera traviesa las atrapó envolviéndola en una nube de amor y hasta el cielo voló, dejándolas caer de nuevo sobre mí, enamorándome de ti, cuando a media noche, entre sueños apareciste con un mensaje de amor y antes del alba me llenaste de besos el alma…


jueves, 17 de diciembre de 2015

LÁGRIMAS AL VIENTO.- (MICRORRELATO) primera parte



Había conocido a un hombre cuando estaba pasando los peores momentos de mi vida, pues después de una larga relación, nos separamos, ya que durante todo ese tiempo estaba malviviendo con un mal tratador psicológico, que sin puñal, ni cuchillo me había estado matando poco a poco, aunque no eran por insultos ni nada parecido, sino que estaba conmigo cuando se lo pedía el cuerpo y luego se tiraba unos días sin aparecer. Al principio no comprendía nada, pero luego me di cuenta de que era una semana y luego casi dos, hasta que ya no podía más y venía a mis brazos a desahogar su rutinaria vida, de tal manera, que me estaba desequilibrando emocionalmente...Y me hacía mil preguntas…¿Que atan más los lazos familiares o la coherencia, el estilo y la manera de ver las cosas? Y por eso les cuento…Yo tenía una vida tranquila y plena, estaba feliz y contenta porque pronto me iba a casar con mi novio, pues llevábamos diez años de relación y por fin se oían campanas de boda, pero me equivoqué…Conocí a un hombre en un evento y me enamoré como una perra…Y llegó el momento más amargo de mi vida, y aún sabiendo que aquella aventura no tenía salida, tomé la decisión de dejar a mi novio plantado en el altar y seguí adelante sin mirar atrás…Hasta ahora…Te creías que me tenías bebiendo en la palma de tu mano, pensabas que me tenías cuando querías, como si fuera una vendida, una tirada, una mujer desgraciada esperando las limosnas que te sobraban como si estuviera tan necesitada…¡Necesitada de ti! De tu amor hacia mí, pero no de la pesadilla que te imaginabas cuando me utilizabas, y luego te marchabas hasta que te faltaba…lo que te faltaba…Ya no te necesito para nada, ya no te quiero, que quiero a otro que me ha rescatado de tus garras…y me ha enamorado el alma…Y ahora estás que te llevan los diablos, los demonios que tienes dentro…Me conoces como nadie en éste mundo y sabes hasta cuando respiro al pasar por tu lado y ni me giro. Te haces mil preguntas engañosas para averiguar lo que se esconde en el fondo de mi garganta callada, para que ya ni te mire los ojos, ni los labios que un día tanto me besaron…¡Todo mi cuerpo arrasado con tu boca! Toda mi mente atrapada con tus manos recorriendo mi desnudez con las caricias prohibidas y pecaminosas, y que a mí me transportaban a las cumbres borrascosas y se llenaba mi cabeza de fantasías eróticas…Hasta ahora que, habiendo pasado los años, mil mariposas revolotean alrededor de mis manos cuando las dejo caer en el teclado, donde cada tecla me reclama y me incita a seguir escribiendo poesías rotas por ti…Y te estallan los pensamientos saltando por los aires la furia que te está volviendo loco, porque estás loco perdido buscándome por todos lados y cruzándote en mi camino para que te pare y volver a lo de antes…O acaso es que quieres demostrar que te soy indiferente, pero…¿tú de qué vas tío? ¿A quién querrás engañar? Muchos años compartiendo los mismos pecados arrastrándonos por el fango, ha hecho de mí una experta y jamás tendrás mis brazos…¡Oye, tú! Escúchame bien porque no te lo volveré a repetir…Tengo que darte las gracias por haberme abierto los ojos cuando te pregunté aquello, ¿te acuerdas? No te lo esperabas, ¿verdad? Pensabas que iba a seguir siendo la sumisa mujercita, supeditada a la orden de tu batuta…Creías que no iba a tener la valentía de pararte en medio la calle, y preguntarte a bocajarro qué era lo que pasaba contigo…Qué porqué un día me querías tanto...y al otro día pasabas por mi lado como si fuera un espantapájaros…No te lo esperabas, ¿verdad? ¡Cobarde, que eres un cobarde! Muy echado para adelante para pasar de largo, y luego quedarte temblando cuando viste la valentía de ésta mujer, porque te quedaste muerto de rabia cuando insistí...A ver si te creías que me iba a dar por vencida con tus evasivas, ¡eh! Y tú agachando la cabeza, porque no te atrevías ni a mirarme a la cara de frente, ¡a los ojos! Como miran los hombres que se visten por los pies... ¿No es esa la típica frase que decís cuando estáis reunidos los muy gallitos? Pues tú eres un pajarito, si señor, y un cagado titubeando palabras casi en un murmullo de error…Te creías que podías hacer lo que te daba la gana conmigo, usarme como un pañuelo de celulosa, que podías seguir manteniéndome como si fuera una cosa, algo inerte, sin vida…Pues esta vez te has equivocado, porque ya me has abierto los ojos cuando me contestaste aquello y me diste la espalda…Te fuiste y me quedé llorando como una niña perdida buscando a su madre…¡Oye tú, escúchame bien! He llorado lo indecible y ya no tengo lágrimas porque las he derramado todas y…¿Sabes una cosa? Esas lágrimas han limpiado la catarata que tenía en medio cegándome la mirada, y gracias a que me diste la espalda, veo con toda la claridad del alma…Y ahora vienes reclamando mi cuerpo, pidiéndome un beso de amor, rogándome de rodillas como un perro muerto de hambre, buscándome por todas partes con cara de carnero degollado, ¿para qué? Si yo ya no te quiero, ya no siento deseo por ti y ni te tengo en el pensamiento, ¡fíjate qué cosas! Pero lo mejor de todo es que hasta te lo agradezco, así que ahora te puedes dar la vuelta y te vas con quien no te conozca o te quiera, que a mí tú ya no me haces falta para nada...Y echando mis lágrimas al viento salí corriendo y las nubes las atraparon en una lluvia de besos…y regaron mi cuerpo...Continuará…