miércoles, 31 de agosto de 2016

ERES MI REINA, TÚ ERES MI REINA.- (MICRORRELATO)



Sé que te mueres por mis besos como yo de tenerte bajo mi cuerpo para hacer contigo lo que quiero, sin permiso ni retroceso… pero…Me estás poniendo a prueba, lo sé, me estás retando con la mente para que me arrastre a tus pies…Estás acostumbrado a tener a todas a tu alrededor, y ahora me he convertido en un trofeo para ti, y lo que no sabes tú, es que soy más fuerte de lo que te puedas imaginar, porque si a ti te gusta jugar, a mi me encanta soñar…Oye…ven a mi lado, échate junto a mí y verás las caricias de mi pelo al danzar sobre las olas de tu mar…Te escucho gemir bajo la piel de mi pecho por las noches cuando me acuesto, y te veo entre sombras…Acércate un poquito, arrímate a mi cuerpo y mira el movimiento de mis manos cómo te están pidiendo que te acerques más…dame un abrazo lento y siente el ritmo que viene y que va…A veces presiento como si me siguieras cuando camino, porque noto unas caricias alrededor de mi cuerpo que me debilitan la razón, y me imagino que son las ganas que tienes de mí y por mi mente se pasean escenas de dos bocas fundidas en un beso pasional, ese que nunca te han dado y que tú deseas tanto…No me sufras por favor, no me llores por Dios no me pienses tanto que se me estremece el corazón...No estés triste, no llores por mí que todavía estoy esperando que me digas algo…llámame en silencio, grítame desde lejos, pídeme un beso, este beso que está loco por estar contigo un momento…Es un niño atrapado en un cuerpo de hombre, y usa los mecanismos para protegerse de las mujeres, todas la mujeres que rompieron sus ilusiones y lo que no sabe es yo lo quiero…y...Echo de menos tus frases arrolladoras que alborotaban mis latidos y me hacen suspirar...Echo de menos tus susurros palpitantes que acarician mis sentidos y me hacían soñar…Echo de menos tus palabras atrevidas que reían en mi boca, que está toda ansiosa por volverte a escuchar…Vuelve pronto a mi lado, que hay uno acechando por comerse estos labios que están agonizando por besos de ansiedad…Me enamoraste con palabras hermosas, llenas de mentiras piadosas y yo como estaba sola me aferré a tu encanto y te escribí unos versos dentro de mi poesía rota…y ahora eres tú el que me busca por todas partes y me escapo para no encontrarte…pero…Te vi llegar hacia mí y se me llenaron los ojos de ansiedad, las manos de agonía y la boca de lujuria, ¡vaya que sí! Que al momento te arrastré tras la pared y tú viéndote acorralado tuviste que ceder mientras yo abusaba de tus labios llenos de pasión…y por eso te busco entre los cañaverales de mi cuerpo donde dejaste la esencia de tus suspiros entrecortados...Tengo tus besos grabados a fuego lento entre los movimientos de mi cuerpo, que me abrazaste y me arrancaste los gemidos que tenía prendidos entre latidos…y a media voz…Vuelve pronto a rescatarlos que me duelen hasta los gritos escondidos en el silencio de mi garganta al viento…pues…Me estás matando con la fantasía de tus labios pintando un beso en mi boca…y yo que muero por conocerte, me entrego toda…y ahora me están quemando alrededor de mi cuerpo sin saber si son los tuyos o los de la prosa…y…Voy por la calle aireando los sentimientos para que se los lleve el viento y me los devuelva, que ya no puedo vivir ni un día sin que me digas…Te deseo toda entera para saciar las ganas que tengo de besarte de nuevo…Y ansiosa estoy por ese beso que me pediste tras el escenario del miedo…Miedo de enamorarme de tus frases rotas, que me tienes despierta toda la noche y no puedo conciliar el sueño…Sueño con tu cuerpo enroscado entre mis piernas, y se me cierran los ojos para no verte la cara de fuego que me contagia y envenena…y es que… Te quiero, te quiero aunque sea de lejos… Lejos de mí te siento,  apartado de mis besos, los único que yo deseo entre los rizos de mi pelo negro, donde una vez me dijiste…¡Por éste beso muero…! Y cuando lo recuerdo se me va la cabeza, y sólo pienso entregarme a tus brazos…porque...Te veo en la tristeza de mis sueños como hombre enamorado…y recuerdo aquellos días cuando paseábamos cogidos de las manos libres y sin temores, ocultos de los curiosos, y entre callejones nos amábamos como jóvenes despreocupados…Perdiéndome entre callejuelas voy, ahora que ya no estás junto a mí…pues…Jamás acabaría de caminar por estas calles estrechas donde tú y yo tantas veces nos escondíamos para besarnos…De vez en cuando venía una moto pitando, dándonos tiempo a correr hacia alguna puerta de cualquier casa, y si estaba oscuro nos parábamos...y me abrazada a ti, haciendo verdaderos malabarismo, o parecer una serpiente reptando por tu cuerpo…y es que…Me volvía loca de pasión, con tal que lo veía llegar, con ese andar tranquilo y nervioso a la vez, como diciendo…¡Cómo me gusta ésta mujer! No me canso de mirarla, me tiene pillado, muy pillado…Y yo frente a él escuchando sus pensamientos a través de los gestos de su cara…me derretía toda, toda…Me enamoré de su sonrisa ciega, sus ojos ardientes y de su voz…y él sólo se enamoró… pero…Cuando me tiene entre sus brazos me dice muy bajito y a media voz…Me vuelven locos tus andares tan femeninos y sinuosos, como pidiendo guerra…Y me despego de su cuerpo y le sonrío…no calles, sigue susurrándome cosas bonitas que me gustan a rabiar…Me encanta tu cintura…y me la aprieta fuerte, fuerte y me besa los labios, el cuello y me revuelve la melena…Sigue, no pares…Me gustan tus maneras de pedirme las cosas atrevidas y locas, que eres una loca…¿Loca yo que soy una palomita sumisa? Y me aparta de su cuerpo y me mira a los ojos muy serio…y le sonrío con picardía…luego le acaricio los hombros y le pongo las manos en la cara y le digo…guapo, guapo…eres mi hombre guapo…y se ríe…Somos dos jóvenes amantes dentro de dos cuerpos mayores, y asiente mirándome con admiración y yo que lo conozco me entrego con deseo y con pasión…y desarmada su alma me dice a media voz…Mi reina…tú eres mi reina…Y me entrego meciéndome al vaivén de su barco marinero, con los suspiros de mis piernas a sotavento, y los brazos al barlovento de sus besos, y cuando sopla fuerte el viento, grito su nombre al cielo aferrada al timón de su cuerpo…y me arranca del pecho todas las ansiedades de mis sentimientos…


jueves, 25 de agosto de 2016

LIBRE Y SIN ATADURAS.- (MICRORRELATO)




Y ahora resulta que estoy llorando de nuevo por las llamadas de tu corazón secreto…Sé que me llamabas a gritos, lo sé y por eso te encontré…Estoy rota por dentro al saber de ti en éstos momentos tan cruciales para mí…Tengo miedo de verte aparecer por lo que pueda suceder, pero más miedo me da volverte a besar…me asaltaran las dudas, me echaré para atrás o quizás me vuelva a enamorar…Me encuentro caminando con mis avatares, siempre rodeada de ellos, son los que escuchan mis ruegos…Me gusta jugar con las frases, las palabras me provocan a escribirlas como si me retaran a contar aventuras de amores prohibidos…A veces pienso que es una lucha entre ellas y yo, unidas en una interminable historia de pasión…Dicen que si imaginas las escenas pueden ocurrir, y por eso tengo que arrancarte de mí, porque me estoy imaginando que algo maravilloso pueda ocurrir entre tú y yo. Estás ocupando un espacio en mí y no quiero, ni tampoco que te sientas mal por ello…Me estás acostumbrado a esperarte cada día como cuando era una adolescente, y venía mi chico a esperarme a la salida del Instituto, y nada más verlo, el corazón me daba un vuelco, más o menos como ahora lo hace contigo, y no quisiera ser esclava de tu amor…Ya soy muy mayor, no tengo edad para estar de nuevo enamorada, tampoco me conformaría con los besos, eso sería un día o dos, luego desearía más…Querría arrastrarte para mis adentros, lo sabes, ya no somos niños, ni podrías darme lo que necesito, porque eres un mujeriego, un mariposón, uno de esos tipos a los que les gustan estar rodeado de señoras macizas…demasiado superficial para mí…Tampoco te exigiría nada, ni jamás iría detrás de un tío porque soy muy antigua en ese aspecto, y la dignidad me domina y me doblega…Te digo todas estas cosas porque no quiero dejarme llevar por mis impulsos, pues soy atrevida y curiosa, pero lo peor es que me pueda estar enamorando de ti, y no quisiera que te sintieras culpable cuando me dijeras la cruda realidad…Así que he decidido que lo mejor para mí, es que no volvamos a hablar y seguir como amigos…porque…El día que yo llore…el día que yo me ponga a llorar, se mezclarán las letras de lo que es un desgarro de verdad…El día que salga mi llanto se paralizarán hasta los quebrantos de tanto gritar…Me quedaré sin lágrimas…Me abatirá el desaliento…Los suspiros serán los dueños de mis aspavientos…Ni siquiera habrá duelo para mi desasosiego y se romperá por dentro…El día que yo llore…el día que yo me ponga a llorar…Ése día no habrá sílabas ni vocales para descifrar lo que es un llanto de verdad, que hasta el alma se me desgarrará de tanto gritar…pues…No quiero sufrir por amor…ya padecí esa agonía y es terrorífica…duele mucho…un montón, sobre todo que deja una herida mortal en el corazón…Quiero ser la dueña de mi vida…No quiero estar atada a nadie…Ya lo estuve… pero…Hay algo misterioso en ti que me subyuga y me atrae…pues...Tú me haces reír y eso me gusta mucho…Haces que me sienta cómoda y bien…No tengo vergüenza de desatar mi lengua…Es muy agradable éste sentimiento porque me expreso tal cual, libre y sin ataduras, sin tener que estar todo el tiempo cuidando las palabras para no parecer esto o lo otro, ¡es agotador! Se gastan muchas energías y acaba una estresada…Estás sacando de mí, sentimientos que estaban escondidos, no sé por qué…quizás ya estaban antes y lo has sabido rescatar con tu lengua voraz…Esa habilidad innata que tienes para sonsacar frases atrevidas y descaradas, llegándote a decir…Hoy tengo ganas de ti…¡Oye, tú! ¿Quién yo? Sí, tú…¿Tú te crees que se puede estar quieto, con esa cara de niño bueno, como si nunca hubieras roto un plato, y ese pelo tan negro y tan largo, recogido en una coleta, y un pendiente en la oreja? Eres la provocación de las mujeres…¿Tú te crees que puedes andar con esos aires de grandeza, con la cazadora de cuero abierta, enseñando pectorales y los vaqueros ceñidos y ajustados…marcando paquete? Eres la provocación de las mujeres…¿Tú te crees que puedes cruzarte en mi camino, con el cigarrillo en la boca de medio lado, y esa mirada de picardía como pidiendo fuego, ahora y enseguida y…pisando fuerte? Eres la provocación de las mujeres…De las jóvenes y de las de edad madura, sí señor, eres un provocador…y un reto mortal muy grave…para las solteras, las casadas y las viudas…y…¿quién sabe? No te puedes imaginar la rabia que me da cuando te veo pasar por ahí tan chulo y enterado, pasando de todas, volviéndolas locas perdidas…¡siendo mi pesadilla! Pero el día menos pensado te voy a parar por la calle y te voy a empujar hasta un callejón, y cuando no nos vea nadie…¡te voy a estampar contra la pared! Y antes de que te des cuenta te voy a bajar la cremallera del pantalón y te vas a enterar de quién soy yo, porque si tú eres la provocación de las mujeres, yo seré tu perdición…¡qué cosas por Dios! pues…No para de insistir que me desea, que le quito el sueño y que muere por mis besos…Y por eso pienso en ti y no quiero, ni tampoco que tú me pienses, porque eso me hará vulnerable y estaré encerrada en tu mente y sabrás todo de mí…Te adueñarás de mis pensamientos, y no quiero ser esclava de los tuyos porque me llevarás por derroteros inconfesables adelantándote a los míos…No quiero que me enredes más con tus famosas citas, esas que utilizan todos los hombres cuando quieren llevarse a una tía a la cama tras las palabras camufladas de…No busco sexo, sólo una buena amistad, y un par de besos nada más…Quiero ser libre en la soledad de mis sentires…pero…Hace que me sienta como una mujer enamorada y eso me gusta más…Son sus palabras traidoras las que me arrebolan el alma toda, toda…y me arden los labios con pasión y deseo…deseo por besar su boca entre sueños llenitos de fuego…fuego que me quema por dentro cuando lo pienso a la sombra de los secretos…secretos encarcelados en mis versos con la llave de los infiernos…ese infierno al que me estas arrastrando con los demonios de su cuerpo…¿Dónde estarán aquellos besos tan hermosos? Se fueron con los años mozos, pues…¡no me conformo! que en mi boca los quiero todos, los apasionados y locos…mejor si son robados…esos que se dan en cualquier lado...o…de lujuria entregados con rabia y furia…si son ansiosos y sin prisas me gustarán más todavía...pero allá donde no ha ido nadie, son los besos del alma mía que anidan en mi carne...y son los más ardientes que te daría siempre, siempre…


martes, 23 de agosto de 2016

PRENDIDA A TUS ALAS DE FUEGO.- (MICRORRELATO)



Te alejaste de mí y no me lo dijiste…¿por qué no me diste una explicación? Te enamoraste de mi y por un mal comentario te decepcioné, lo sé…Sé muy bien lo que significa eso, yo también lo he sufrido, vayas a pensar que no, que lo he padecido en mis propias carnes, pero se ve que tú no eres de los que dan una segunda oportunidad, bueno, ¿qué le vamos a hacer? todo el mundo cometemos errores, ¿te enteras?…Yo te la habría dado, sería por lo enamorada que estuve de ti…y lo estoy aún… Todavía te quiero, pero me echaste de tu lado, y ahora fíjate en lo que me he convertido, en un ánima errante que va buscando amor en cualquier parte con tal de olvidarte, sin embargo siento en lo más profundo de mi alma, que algo te ha pasado, porque no es normal éste constante pensar en ti, que hasta oigo tus gritos de socorro…Me estás pidiendo ayuda...dime…¿Eres tú? ¿Quién es ese hombre que me llama desde lejos? Me encuentro abatida y sola, caminando entre la gente…son rostros con la mirada ausente a mi alrededor…y yo sólo quisiera estar junto a ti, abrazada a tu cuerpo, perdiéndome entre besos de pasión, esos que se instalaron en medio de los dos sin permiso…Una lágrima huidiza se escapa rodando por mis mejillas con las alas del dolor, escribiendo poesías en el aire para que las atrape algún desconocido, que como yo, necesita cariño ante la ausencia de fuertes emociones, trueques de roces y abrazos compartidos a contracorriente…Esas sensaciones que nos embaucan y envuelven en una noche mágica, donde el sexo es el primer protagonista… pues…Hay un beso pululando por ahí que tiene ganas de ti y de mí...Pinté una cara imaginándome unos ojos que apagaban el fuego de mi mirada, unos labios que mi boca abrasaban y unas manos que acariciaban mi espalda, y enroscándonos entre sábanas nuestros cuerpos se encontraban con desesperanza...y mucho antes del alba atrapé la esencia de su alma, pero cuando desperté por la mañana tan sólo me encontré mi almohada con las huellas de mis lágrimas…Y por eso te encontré...pero…¿Eres tú o es él? Porque tú eres un aprendiz de guante blanco, un ladrón de poca monta, un simple ratero que va alardeando por ahí que me has robado un beso…todavía no te has dado cuenta, de que yo te lo regalé cuando me crucé en tu camino y nos dimos de morros en los labios…Era un beso mágico que retraté en el cielo, ese cielo donde los avatares en la red están esperando que los rescatara de nuevo...y ya no sé no quien es quien, pero éste es uno de esos hombres que tanto me gustan a mí…Me embelesan sus palabras, sus frases cuidadosas, medidas al milímetro…teme caer en la trampa de la soez…Me conoce muy bien porque desde un principio lo calé…lo mismo que él a mí y no quiere perder esta lucha por tenerme rendida a su pies, pero lo que no sabe es que me encantaría estar abrazada a su cuello y comérmelo a besos…Conoce a las mujeres, sobre todo a las que como yo viven en las nubes, aunque parezcan mujeres de mundo…Son las eternas soñadoras, esas que nunca aprenden, las que tropiezan con la misma piedra una y mil veces…Esto de vivir aventuras locas me apasionan las letras…y la boca…pues…Me pierdo entre los raudales de sus frases exigentes, esas que tanto me gustan a mí como pidiendo sexo rápido, ahora y enseguida…y es que tiene un no sé qué, que me llenan de frenesí...A veces me atrapa su atención con los latidos de mi corazón…Son sus frases arrolladoras las que me tientan a soñar apasionadas escenas de amor…eróticas e indecentes…y ardientes…muy ardientes…Adicta a tus labios soy buscándolo en el tiempo a través de mis sueños…adicta a tus manos escondidas tras las caricias mudas de mis suspiros por escapar…adicta a tus susurros bajo la seda de mis enaguas y el encaje de mi tanga…Y él que es adicto a mi cuerpo apaga el fuego de mis piernas arrancándome los besos de su raíz....y…Voy por la calle sonriendo al viento recordando las últimas palabras que me dijiste al oído…se me llenan las ansias de ardor dándome qué pensar…La gente me mira con curiosidad incluso algunos jóvenes me devuelven la sonrisa, y tengo que seguir adelante, pues no quisiera que pensaran que estoy loca de atar o algo más, porque una vez me siguió un tío pensando que yo tenía ganas de ligar con él, y no me veas las que pasé para quitármelo de encima, y es que algunos hombres no tienen remedio, se piensan que porque una valla caminando con alegría en el cuerpo, y una sonrisa pintada en el rostro, lo único que ven en su cara, es un cartel con la palabra sexo escrita en la frente, y es que son de los que no hay…no cambiarán nunca… algunos son muy primitivos…Más o menos como tú, que desde que me vistes pasar por tu lado me echaste la caña, y yo que estaba con las defensas bajas, me agarré a ella como si fuera un salvavidas, últimamente estaba nadando entre dos mares, como cuando me crucé con mis avatares en la red…Quise escalar por montañas y me encontré en un volcán, quise jugar en charcos de agua y me encontré en medio del mar, nadando entre dos aguas, ¿quién me vendrá a rescatar? Prendidas en tus alas de fuego llegué hasta las arenas del desierto, si no sales al vuelo me perderé en las puertas del infierno...Y me lanzó un clavel por internet y sin dar tregua a mis sienes, lo agarré con hambre y con sed…