jueves, 19 de noviembre de 2020

A TRAVÉS DE LA PIEL.- (MICRORRELATO)

Quise robarle al tiempo la juventud de mis sentimientos…pues…Cada día cuando amanecía sentía que se me iba la vida, y por eso…Sucumbí, ¡menuda palabreja! Palabra añeja y vil, que la recuerdo en boca del cura aquel, que desde lo alto del púlpito aclamaba a los feligreses que no cayeran en las tentaciones del diablo, y se liaba a parodiar el sermón con las venas hinchadas del cuello, ¡madre mía…! No parecía humano ese sacerdote gritando, aunque he de reconocer que más de una vez se la oí decir a mi padre también…pues…Como buen militar, era regio en sus frases, muy disciplinado y correcto en el trato, más bien anticuado y bastante severo…El caso es que cuando la recuerdo me da repelús, y por eso…Me entregué con toda la dejadez de mi cuerpo en los brazos de aquel muchacho, que por su edad, podría ser mi hijo, pero…Era tal la lujuria que desataba en mí, que sin pensarlo dos veces…sucumbí, y por eso…Estoy poniéndome un maillot de seda negro de lo más sexy que he encontrado...Deseo acariciarle los sentidos para que me devuelva los míos...No hay nada más bello en la vida que seguir soñando mientras duren las pasiones y los deseos...Hacia tanto tiempo que no sentía en mis carnes miradas lascivas de pasión, que me salté todas las reglas de urbanidad y le llene la boca de besos, y ahora…Me siento en un mar de dudas, creo que me precipité al vacío abusando del poder que ejercía sobre aquél muchacho…quizás fue él quien se aprovechó de mí en ese momento de debilidad que estaba atravesando…es posible que haya sido sólo un desliz, ese que se comete cuando una no tiene la capacidad de distinguir la fantasía de la realidad...no lo sé, pero a veces…Me siento como una extraña conviviendo en mi propio yo, o simplemente siempre existió…Esa mujer escondida tras la represión de todas las jóvenes de mi generación, esas que calificaban de libertinas…esas que siempre fueron tachadas de mujeres fáciles, pero…Cuando me miro al espejo sólo veo una señora tonteando con un muchacho con ansias de volar…Me pregunto si lo que estoy viviendo es real o un sueño…sueño del cual no quisiera nunca despertar…Me hace sentir bella y sensual...es tan apasionado…Me mira y me sonríe…me besa la boca y cierra los ojos...No puede ser bueno esto de sentir tanto placer…Te amo…dice temblando…y yo que todavía no creo lo que me está pasando, enmudezco, y callo…No sé qué decir…es como si estuviera viendo escenas pasadas de mi añorada juventud…Quizás sea la nostalgia del ayer cuando me enamoré por primera vez, y por eso…Hoy me levanté eufórica, aunque también algo triste…Llevo días que no hago más que darle vueltas a lo mismo…No veo salida a esta extraña situación…Tengo que dejarlo, es muy joven y los dos podemos hacernos mucho daño, él por su edad y yo porque le doblo los años…es absurdo, tarde o temprano se acabará ésta aventura infernal…Este fuego que envuelve mi cuerpo es como vivir en el infierno, y por eso…Me encuentro desolada, al borde del abismo…es demasiado excitante la historia que estoy viviendo…el corazón me late a mil…no sé si quedarme en casa o salir a su encuentro…pues…Lleva varios días pidiéndome que no lo deje, que se ha enamorado…que necesita estar conmigo…Será la última vez que nos veamos, le he dicho, pero…Me gusta mucho…siempre me han gustado los hombres guapos…es mi debilidad, quizás fue eso lo que me atrajo…pobrecito, en el fondo me encanta que sienta deseo por mí, y por eso…Estoy acicalándome…Quiero que sienta la delicadeza de mi cuerpo para que escuche sus carencias a través de la piel…

 

domingo, 15 de noviembre de 2020

NO HAY MAL QUE DURE CIEN AÑOS, NI CUERPO QUE LO AGUANTE.- (MICRORRELATO)

 Ando perdida tras las brumas de mis pensamientos, y tú ahí siempre a la saga de mis letras…pues…Necesitas saber cada movimiento de mis sentimientos para llevarme a tu terreno como si fueras el guía de las directrices de mis sueños…Vete de mi vida que no quiero verte, desaparece ya y no me vengas con remilgos…me has hecho mucho daño…Ya me lo dijiste una vez, que en crueldad no había quien te ganara…No me lo podía creer, porque por muy mal que te comportaras conmigo…Ésa daga que mata sin clavarla no la hubiera usado nunca, ni por despecho, ni por rencor, y tú…Me has matado sin cuchillo, y lo que es peor…Has sembrado odio y rencor a mi alrededor…Mis amigas ya no son tan mías…mis cuñadas ni siquiera me miran a la cara, y mis padres me hablan con desdén…no sé qué pensar…quizás lo merecí…Y ahora vienes con el rabo entre las piernas suplicando perdón después de haberme traicionado, pero…te miro a los ojos y sólo siento lástima…Me clavaste un puñal por la espalda tirando mi honor por los suelos…¡Te maldigo una y otra vez! Confié en ti…te hice cómplice de mis secretos…te mostré mi intimidad, mis actos inconfesables…te entregué mi alma, y tú la has vendido al diablo…ese diablo que mata con risas y miradas a hurtadillas…Dime, ¿por qué me has vendido? ¡Dímelo! No, no…no digas nada…lo sé todo…y nada puede justificarte…Me robaste el corazón, la honra, y tú…Dilapidaste mi nombre…lo embarraste con lodo, sólo porque no podía seguir contigo haciendo daño a tu novia…¡Mi amiga! Y a mi pareja…¡Tu amigo! Éramos amigos desde el instituto, y mira hasta dónde hemos llegado…estoy en boca de toda la gente…¿Quién va a confiar en mí? Tengo la marca de infiel en la frente…Me llamaste puta en medio de la calle…¡Lo gritaste delante de todo el mundo! Y yo tapándome la cara de vergüenza…no podía creer lo que me estaba pasando…sólo porque te dije que no podíamos seguir viéndonos a escondidas…no quisiste aceptarlo, y por eso…¡Me humillaste! Has destrozado mi vida, ¿te enteras? Desde entonces voy dando bandazos por todas partes, borracha perdida…Los jóvenes me miran con cara de espanto…pues…Parece ser que los hombres son los únicos que se dan a la bebida cuando pierden la razón por amor, y nosotras no…Nosotras tenemos que quedarnos en casa llorando…Yo en cambio la recuperé cuando me di cuenta del daño que le hacíamos a nuestras parejas si se enteraban de lo nuestro, y por eso…Reaccioné…No podía seguir contigo de esa manera tan descarada e infiel, me parecía muy cómodo y egoísta, y aunque sé que se puede amar a dos personas a la vez, no quise…Hice lo que debía haber hecho mucho antes…antes de enamorarme…pues…Las mujeres también padecemos el mal de amores, y cometemos los mismos errores que los hombres, y por venganza…Le dijiste a todos tus amigos que fornicaste conmigo como si fuera una zorra, y por eso…Me perdí por ahí como una ladrona de amantes, pero…¿Creías que me iba a enterrar en vida? No, eso se acabó, ya pagué mi condena, aún estoy a tiempo de redimir mis pecados, y ahora que presientes que me he propuesto empezar de nuevo…Te arrastras arrepentido suplicando perdón…No soy rencorosa, y perdonarte puedo, pero olvidar…Olvidar es imposible cuando se destroza una vida a golpes de sufrimientos, pero…Vete tranquilo, no te preocupes, que ya encontraré la manera de apaciguar mi pena…pues…No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo aguante…

 

sábado, 14 de noviembre de 2020

COMO PASTO PARA LAS LLAMAS.- (MICRORRELATO)

 Hay un suspiro pululando por ahí que no deja de gemir, y cada vez que paso por su lado se posa en mis hombros y me besa los labios…Quizás sea ese beso que tiraste a lo lejos y se quedó en el aire enganchado…pues…Beso tirado de hombre enamorado siempre estará suspirando entre risas y llantos, y por eso…Sé que me estás poniendo a prueba, ¡vaya que lo sé! Te conozco tan bien, pero… ¿Sabes qué te digo? ¿Qué, qué? Míralo, ahí está callado y escondido tras las bacanales de su refugio… ¡Pobre infeliz! Pasa los días con una copa de vino en la mano para aliviar su dolor… Pensabas que podías pasar desapercibido bajo los efectos del alcohol… ¡Pobre de mí! Que sin verte, te siento llorar tras los cristales de esa tasca maloliente donde agonizan los lobos solitarios… ¿Qué creías que no te veía? ¡Claro que te veo! Te veo con los ojos de los sentimientos…pues…Intuyo los más leves movimientos de los pasos del amor, y… ¿Sabes que te digo? Se va, no quiere oírme…Me da igual lo que hagas, me es indiferente, porque te vea o no, te siento en cada latido del corazón, y son los que predicen todo lo que gira a tu alrededor, y a tu alrededor está la sombra de la pasión…Una pasión que delata y deforma cada sonido de la voz, que en silencio grita en mi alma ebria de dolor…pues…La sentí dentro de mí, y por mucho que quieras arrancarme de tu carne dándote a la bebida, más te queman en las sienes los suspiros de mi pecho…debe ser verdad eso que dicen por ahí, que…Lo que no se van en lágrimas se van en suspiros…suspiros que salen de tu garganta al primer trago de vino exhalando por el aire el recuerdo de mis besos, y por eso…No quisiera arrepentirme nunca de haberte querido, ni tampoco volver a tus brazos para que me arranques los míos…pues…Ando a golpes de latidos desde que me alejé de tu camino, y aunque estuve varios días feliz y tranquila, de vez en cuando se me escapa un suspiro recordando…Ese beso que lanzaste a lo lejos y se quedó enganchado en mis cabellos y cada vez que me peino me arden como mecha de fuego…Quizás me precipité a los designios del destino que ya estaban escritos…pues…Siendo víctima de las garras de los amores inciertos, tenía que haberme dejado llevar por ese hilo magnético que siempre me atraerá hacia ti, pero…Tuve miedo de sentir tanta pasión, y…No quisiera ser víctima de los deseos sexuales, ya que siendo tu amante, sería esclava de la carne…pues…No sé si a causa de éste maldito virus que se está llevando a tantísimas personas, todas las noches me despierto sobresaltada pensando que lo que siento por ti no es amor verdadero, si no necesidad de sentirme amada y deseada…Me aferré a tus besos con uña y carne, y por eso…Necesitaba saber cómo era vivir sin tu amor, pero…Cada día se me hace más difícil la vida sin ti, y aunque quisiera echarte de mi existir, no puedo olvidar aquellos besos tan hermosos…Debe ser verdad eso que dicen por ahí, que cuando se besa con pasión, se pierde la razón, y por eso…Ando como loca buscándote por cada sitio donde se perdieron los suspiros…Necesito recuperarlos de nuevo para sentirme viva, necesito sentir tus brazos alrededor de mi cuerpo, allí donde el cielo fue testigo de tus gritos y los míos…pues…Fuimos como pasto de las llamas que marcaron nuestro destino…

 

jueves, 5 de noviembre de 2020

CUANDO NADIE LOS VE.- (MICRORRELATO)

No parece real ésta sensación de dulces besos de pasión entre tú y yo… ¡Ay madre mía de mi vida! ¿Cómo es posible que sienta tantas emociones juntas y contradictorias a la vez? Si a los quince el chico que me gustaba me dejó por otra, y en mi habitación me tiraba de los pelos gritando de dolor sin voz…A los veinte lloraba como una magdalena y a mis amigas las tenía aburridas contándoles todas mis penas…Y a los treinta, tuve un marido más malo que un bicho y lo dejé tirado antes que me moliera a palos…Y ahora, con más de cincuenta sigo esperando a mi príncipe montado a caballo, me alce al vuelo, me siente a la grupa y me diga cantando…Eres la mujer que estaba buscando…¡Ay Señor! Estoy loca, estoy emocionada…¿Qué me está pasando? ¿Es verdad esto que siento? ¡No puede ser! ¡No me lo creo! ¿Será un sueño? Sí, sí…tan sólo es un sueño y no quiero despertar… ¡Qué emoción más grande! Me supera los sentidos…Los latidos se agolpan en mi garganta…no puedo respirar…estoy en una nube…Me quiere, lo quiero, nos queremos…Tengo una relación con un hombre que está como un cañón, ¡madre mía de mi vida lo que a mí me entró cuando lo vi llegar con una flor! No es una relación cualquiera, si no, que es una relación auténtica…¡De películas! Esas imágenes donde un hombre y una mujer se besaban lentamente mirándose a los ojos que hablaban sin decir nada…Estoy que no me puedo retener… ¡Que me sujeten los ángeles del cielo! Que tengo los sentimientos que me arrebolan hasta los pensamientos…No puedo guardar la compostura, estoy en un desliz incierto…¡Que me encierren en la mazmorra del castillo! Que ya vendrá mi príncipe a liberarme…¡Señor, Señor! Estoy desvariando, se me va la cabeza, los suspiros se me escapan de la garganta…Aún no he olvidado aquellos cuentos de hadas que leía cuando era una niña inocente y recatada…Sí, sí, ¡vaya que sí! Que era una personita muy recatada, no como ahora que me he desmelenado convirtiéndome en una humana casi perfecta, ¡terrícola total! De esas que te comen la boca y no hay más qué hablar…pues…Me encuentro en un estado mental libre y sensual, sin temor a la soledad, encantada de la vida, sin temores, feliz, auténtica…Mi mamá me a ama…Esas fueron las primeras letras que aprendí a leer en el colegio…Se me quedaron grabadas para siempre en el alma, después llegaron los cuentos de hadas, y ahí me quedé yo…Desde entonces no he dejado de soñar…sigo viviendo en una nube…No, no, más bien en una pompa jabonosa…algún día explotará…Mientras tanto vivo cantando…pues…Tengo una relación amorosa con vestigios de sensualidad…Quisiera que no se acabara nunca, y aunque no es la primera que he tenido, podría ser la última ya que estamos en una edad muy delicada, y yo me siento muy frágil, demasiado sensible…casi estamos viviendo de las sobras ocultas que se esconden entre llamas de pasión…esas que se entregan cuando nadie los ve…pues…No es una relación cualquiera, si no, de películas para adultos, saltos de cama y mucha sensualidad…¡Alas volar! ¡Plumas al viento! Que aquí hay un hombre y una mujer con ansias de amar…

 

 

miércoles, 4 de noviembre de 2020

COMO SI FUERA EL ÚLTIMO ABRAZO.- (MICRORRELATO)

 Yo creía que se había acabado todo lo relacionado al sexo para mí, pero…He descubierto que estoy enamorada y por eso…Te dejé marchar…es como si no tuviera derecho a ser feliz…He derramado tantísimas lágrimas en soledad… Quizás pensaras lo mismo, porque a veces venías con la cara muy seria…Es posible que te sintieras un poco agobiado por las circunstancias que nos tocó vivir…ya lo decía mi madre con mucha contundencia cuando no le salían las cuentas…Hijita, la vida no es la que uno elige, si no la que le toca…No lo sé ni me importa, pero…Intuyo un futuro incierto para los dos…Había momentos que me daban ganas de tirarlo todo por la borda y largarme lo más lejos posible de él…pues…Esto de estar en un segundo plano no era suficiente para mí, aunque…Sé que me amas a pesar de tener en tu casa una esposa enamorada…Enamorada y callada ante la ausencia de tus caricias que se pierden bajo mis sábanas de algodón, y por eso…¡Basta ya de altibajos emocionales! ¡Basta ya de noches en vela y días sin vida…! No podía  seguir con ésta locura de pasiones prohibidas…Últimamente tenía muchas dudas sobre la verdadera naturaleza de su amor…si estaba a falta de sexo o me amaba, el caso es que era de lo más apasionante que había sentido jamás…Tenía verdadero terror a que algún día se acabara…Quizás será por la edad…Oí rechistar al corazón…Me casé con el primer novio que tuve…Lo conocí en una verbena…Había terminado la carrera de derecho, y según mis padres, un buen partido…Antes de darme cuenta estaba en el altar vestida de blanco. Al año tuve una hija, luego otra y después otra, hasta que por fin nació el niño…Lo tenía todo, no me faltaba nada, pero…Sentía un vacío en mi interior que me desbordaba el alma…Durante la crianza de las niñas no lo notaba tanto, pero a medida que iban creciendo, la soledad de mis vacíos iban haciendo mella en mis ojos…ojos tristes y llenos de lágrimas, sobre todo cuando el chico se fue a estudiar la carrera de medicina fuera…Ahí fue cuando empecé a llorar a escondidas…Sentía pena de mí misma…era como si hubiera malgastado los mejores años de mi juventud entre pañales y sábanas vacías de pasión…No lo comprendí hasta ese momento que, asomada en la ventana, una suave brisa acarició mi rostro como si fuera aquél beso del ausente esposo…pues…Mi marido era un auténtico amante de su profesión, pero no mío, y eso fue lo que me armó de valor…Demasiada soledad me desbordó, o no estaba preparada para ser su esposa, el caso es que con tal que las chicas se independizaron hice las maletas y cada uno en su casa y Dios en la de todas…Después de dos relaciones infructuosa, me veo en brazos de un hombre, que aunque me hace sentir bien, no es mío del todo ya que está casado, por lo cual sólo podemos estar juntos una vez por semana, y por eso…Me pregunto hasta cuándo durará este amor tardío…pues…Tengo la sensación de volver a vivir una segunda juventud, esa que me fue arrebatada por los designios del destino, y ahora, en mitad del camino recorrido, temo que tarde o temprano todo se acabará…¿Porqué se tiene que acabar? Lo oigo rechistar en mi corazón…Sólo se acabará cuando tú lo decidas, estoy en tus manos…y yo que escucho el reclamo de su voz, me dejo abrazar como si fuera el último abrazo de mi vida…

 

martes, 27 de octubre de 2020

CON LAS GARRAS DE TU VENENO.- (MICRORRELATO)

 Hoy te vi, ¡vaya que te vi! Te vi de lejos y me dieron ganas de dar la vuelta para tropezar contigo, pero…Pensando que sería demasiado descarada el que vieras cómo te buscaba…seguí mi camino sabiendo que había perdido la oportunidad de verte de frente, ¡qué rabia y coraje me dio! Sobre todo porque ese día me había levantado con el guapo subido, además llevaba unos vaqueros ceñidos y ajustados que me hace un tipo precioso, pero…Cuál no sería mi sorpresa, que estando esperando que el semáforo se pusiera en verde, de repente te veo venir de frente, y aunque llevabas la mascarilla puesta, por la chispa de tus ojos supe que seguías enamorado de mí…Ya ves, mon cheri, no se me escapa ni una, las cazo al vuelo…Hay un duendecillo travieso por ahí  que le gusta jugar con los sentimientos de la gente, y a escondidas de ellos, les pone trampas en el camino para que no se desvíen de su destino, cruzándolos con un lazo tan fuerte que los unen de por vida  hasta la muerte, y yo que presiento cada encuentro…Sonrío para mis adentros con las garras de su veneno que, sin saberlo tú, destila por tu cuerpo cuando te acercas a mi cuello…Todavía me quiere, lo sé…todavía me piensa, lo sé y me gusta, pero…Lo que más me gusta es que todavía me desea de manera ardiente y carnal, y eso amigo mío, me disloca emocionalmente, ya que tu osadía y atrevimiento es lo que enfurecen mis desvelos…pues…Me es imposible olvidarte, sobre todo, cuando te veo andar altivo y seguro sabiendo que te comen los demonios de los celos pensando que me he enamorado de otro…¿Quién, yo? ¡Jolines, ya saltó! ¡Míralo, ahí llega…! Tiene cara de carnero degollado, ¡qué lástima por Dios…! Me da una pena…no lo quiero mirar…me haré la loca, porque…Sé que está dolido…sé que sufre la ausencia de mis besos, lo sé, ¡vaya que lo sé! Va caminando muy serio, con la mirada perdida en la lejanía…A veces creo leerle los pensamientos, es como si estuviera dentro de su pecho…hasta siento sus latidos…parece una bomba de reloj…me pregunto si en un corazón caben dos personas a la vez…pues…Hay un sentimiento latente por ahí que nos une a ti y a mí…debe ser que todavía no ha olvidado…Aquellos besos tan hermosos que le di en medio del parque, y que no se esperaba…¡Qué atrevida fui! No sé qué pasó…creo que me dejé llevar…fue un impulso, ¿te enteras? Al momento alza los ojos y me mira fijamente, y yo que todavía siento nostalgia de ellos también, le sonrío diciéndole…Te quedaste con ganas, ¿verdad? ¿Callas? Insisto, pero baja la mirada y no dice nada…Es muy orgulloso y no quiere demostrar todo el dolor que siente en el alma por la ausencia de mi amor…Me necesita, lo sé, y por eso…Me buscaste al otro día por todas partes, y estando en mitad de la noche sin pegar ojo, nombraste mi nombre antes de enamorarme de ti, y yo, que estaba desvelada, oí cómo me susurrabas cuanto me deseaba, y eso…me gusta, ¿te enteras? Me gusta mucho, pero lo que más me gusta son esas ansias de besarme ardiente y carnal…me encanta…es la sensación más intensa que siento dentro de mí, ¡madre mía cómo me gusta! Pero no quiero seguir contigo aunque me duela hasta el olvido, claro que apenas pasan los días y semanas sin verte y se me revuelve el estómago…debe ser que todavía te quiero, porque… Arduos y placenteros son los sentimientos que habitan en mis adentros con las garras de tu veneno…